lunes, 7 de diciembre de 2015

STAR TREK; 

LA PELÍCULA 

de 

Robert Wise 

(1979)


Hoy hace ya 36 años, en el Museo Smithsorian de Washighton tuvo lugar un estreno de una película, que estaría predestinada a hacer historia, pero en su defecto abrió un capítulo de una nueva saga cinematográfica que hoy en día seguimos disfrutando, añadiéndo por supuesto nuevas series de televisión que posteriormente se estrenaría en base a la legendaría serie de ciencia ficción creada por Gene Roddenberry en la década de los años 60.
Lo que en principio fué el gérmen de una nueva serie que iba a ser de un nuevo canal de televisión por parte de la productora Paramount Pictures, y que iba a denominarse como PHASE II, se convertiría en una película con un coste de 45 millones de dólares, lo que hizó que la presente película, llegará a ser, el film más caro producido por Paramount Pictures en su momento.
¿Quíen tuvo la culpa de todo esto?
En principio, Gene Roddenberry él quería hacer una nueva película a comienzos de la década de los años 70, pero Paramount Pictures no le dió el visto bueno, no vió que había una gran legión de fans por todo Estados Unidos que iba creciendo a medida que la serie se iba reponiendo en otros canales de televisión, y demandaban el retorno de la serie.
Por otro lado, también gran parte de la culpa fue de George Lucas con el estreno de STAR WARS en 1977, esa película revolucionó la industría de Hollywood hasta tal punto, que los productores cinematograficos se interesaron de nuevo por el género de la ciencia ficción en todo el mundo, incluso hubo imitaciones de producciones extranjeras.
Paramount Pictures tenía proyectado hacer la nueva serie con los actores originales, a excepción de Leonard Nimoy, que en principio se resistió a volver a interpretar al legendario vulcano mestizo Spock, de hecho, Nimoy tenía otros proyectos personales, y debido a ciertas experiencias desagradables con la propia Paramount, no quería volver a ser el vulcano de las orejas puntiagúdas, de hecho en aquella época en 1975, escribió un libro autobiográfico llamado I´M NOT SPOCK (Yo no soy Spock) en la cual se describe muchas cosas en su vinculación con la legendaría serie de televisión.
Era necesario convencer a Leonard Nimoy, para que pudiera interpretar de nuevo a Spock, y este finalmente tras largas conversaciones con Gene Roddenberry y el director de la película Robert Wise, aceptó interpretar de nuevo a Spock.

Pero los problemas no hicieron otra cosa que empezar, de hecho la producción y el rodaje de la presente película, se hizo sin tener el guión terminado, y eso no sólo preocupaba a Robert Wise, sino también a los demás actores implicados y los grandes conflictos entre el equipo de rodaje.
Robert Wise, era un magnífico director, de hecho en su filmografía tiene dos clásicos del género como ULTIMATÚM A LA TIERRA (1951) un gran referente que inspiraría en gran parte de su argumento contra la proliferación de la amenaza nuclear, lo que es la legendaría serie de televisión de STAR TREK, y también LA AMENAZA DE ANDRÓMEDA (1971) una película sobre una pandemía provocada por un microórganismo procedente del espacio.

Pero lo que Robert Wise necesitaba por así decirlo era tiempo, un tiempo que la productora Paramount Pictures no le concedió, por que la presente película tenía que estrenarse el 7 de Diciembre de 1979 sí o sí, y lo que en principio se vió en aquel estreno era por así decirlo una película espectácular, pero incompleta, montada y editada a toda prísa, para estrenarla en esa fecha, y eso desgraciadamente tuvo consecuencías.
Las consecuencías es que a pesar de los inconvenientes en su producción, la película fué un éxito, pero no fué el éxito que querían los productores de Paramount frente a su rival de STAR WARS, los legendarios fans quienes la vierón se dividieron entre aquellos que la apreciaban, y otros que la detestaban, y para colmo recibió críticas desiguales, algo que 30 años después volvería a suceder con la versión de STAR TREK de J.J. Abrams.
Por otro lado se filmó mucho material, y se descarto muchas escenas, de ellas, unas se incluyerón en una edición especial en VHS para el mercado videográfico, posteriormente para su estreno en televisión con 12 minutos más de metraje, y por último con una edición especial en DVD, con la denominada Versión del Director, en la cual el propio Robert Wise, pudo revisar personalmente su trabajo reeditando la película con el metraje descartado en su momento, añadiéndo nuevos efectos visuales, y recortando una pequeña parte del metraje, mejoró la película, pero para mucho de sus arrecimos detractores, la película sigue siendo tediosa y lenta en su ritmo, con un despliegue de efectos especiales y de sonido tan elaborados, que sorprende por su calidad técnica, y de ahí se convirtió no en un clásico, sino en una película de culto, relegada al más injusto de los olvidos.
Yo personalmente revindico esta obra, no por el hecho de que sea lenta, y sea una especie de 2001, a más estilo de una película que no está hecha para un público que busca acción y palomitas, sino una película que describe el origen de la raza humana, y su lugar en el Universo.
Es una película muy espectacular en cuando a medios técnicos empleados, y desarrollo argumental, siguen en cierta manera el espíritu de la serie original, pero con una estética elaborada y muy diferente, no abundan muchos los colores, en lo que se refiere a vestuario y decorados, algunos lo considerna hasta feos y antiestéticos, pero es una película con la cual se reflexiona, y desgraciadamente en Estados Unidos dada su habitual idiosincrasía y decadente modo de vida, no se practica la reflexión sobre nuestro papel en el Universo, en ninguna producción cinematográfica, que invite a la reflexión y el papel destacado del hombre en el Universo.
A Gene Roddenberry no es que tampoco le gustase a pesar de estar acreditado como productor, pero reconoce al igual que yo, que Robert Wise hizo un excelente trabajo como director, y que los actores también pusieron su granito de arena, para que la película funcionase, pero quedadon muy decepcionados con el resultado.
En otras palabras, para mi es una obra maestra a seguir revindicando, para estrenarla en lo referente a su Versión del Director, en formato Blu-Ray, y ya que el año que viene se celebra el 50 Aniversario de la saga, que mejor momento que ahora, para pedir a Paramount Pictures su reestreno a nivel mundial.
¡¡¡ Larga y Prospera Vida \\// !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario